Fte: DIARIO LA CAPITAL

El objetivo es que haya una alternativa al actual servicio que le presenta inconvenientes y retrasos a los usuarios.

MIRAMAR (Corresponsal)- Desde hace ya un tiempo, en Nicanor Otamendi se vienen implementando quejas por el servicio de ómnibus que brinda el Rápido del Sud, que une esta localidad con Miramar, Mar del Plata y viceversa.

Ante esta situación, un grupo de vecinos mantuvo una reunión con directivos de la empresa 12 de octubre con el claro objetivo de sumar colectivos de la empresa Costa Azul como ocurre desde hace algunos meses en la ciudad cabecera de General Alvarado.

Uno de los que encabeza esta acción es Pablo Calvo, quien dio detalles a LA CAPITAL sobre el mencionado encuentro. “Se nos manifestó que si hay pedido por escrito con firmas de los vecinos remitido a la empresa prestataria, el mismo sería oportunamente elevado a la Secretaria de Transporte de la provincia de Buenos Aires para su consideración”.

“Estamos a la espera de una respuesta favorable”, agregó Lorena Ruiz Díaz, también comprometida con esta acción ciudadana.

Según se informó a este diario, la última semana una de las unidades que periódicamente realiza el trayecto Otamendi – Mar del Plata se quedó a la altura del paraje “El Boquerón” por un desperfecto mecánico y el inconveniente pudo ser solucionado parcialmente por algunos de los usuarios. Esto permitió continuar el viaje aunque no imposibilitó que se generaran retrasos y molestias.

“Existe un escrito formal donde se solicita dar curso a la puesta en funcionamiento de un servicio de transporte de personas por parte de la empresa Costa Azul que conecte Miramar y Mar del Plata con nuestra ciudad en condiciones óptimas y dignas”, sostuvo Calvo.

En cuanto a los motivos que motivan esta causa, coincidieron: “La empresa prestataria actual es el Rápido del Sud, quejas hay muchas y las mismas de siempre. Van desde mal estado de las unidades con asientos rotos que parecen verdaderas reposeras, falta de aseo, roturas en la ruta que conllevan demoras, horarios a contramano de la actividad laboral, de estudio o de asistencia a turnos médicos en las horas de la mañana”.

“La gente nos plantea que es muy buena la competencia y que todo monopolio conlleva a cierta comodidad o dejadez en las prestaciones. Lo que solicitamos es otro servicio de transporte que implique una sana paridad, mejora en la calidad del viaje y precio del pasaje”, argumentaron.

Otro de los ítems a tener en cuenta fue la posibilidad de implementar la tarjeta Sube. “El valor de la tarifa contemplaría a los jubilados, estudiantes, veteranos de Malvinas y quienes perciben la asignación universal por hijo”, aseguró Pablo Calvo.

Planilla de firma

“Afortunadamente son muchos los otamendinos, vecinos de Miramar y de la zona rural que están firmando las planillas solicitadas por voluntarios. Esta semana será la última para sumar interesados, así que esperemos que nuestro pedido avance y se cristalice de manera exitosa para beneficio de todos”, concluyó Lorena Ruiz Díaz.